Cocina comedor y Calla

Un blog diferente que te ofrece información de los
Eventos en La Costa del Sol y England
Somos un grupo de eventos Eventemmalaga.
Somos @rtvlifestyle@cuquita1982
Locutora de Radio Estepona Life Style y Marbella life style
Comunicación and Press office Acedo Torregrosa
info@eventemmalaga.como

miércoles, 20 de agosto de 2014

Un día en "La Cabaña del Mar", restaurante del Hotel Kempinski ( Estepona-Marbella )


Uno de los grandes y más lujosos hoteles de la Costa del Sol, el Kempinski( Estepona-Marbella), ha cambiado con la nueva temporada muchas cosas. Y una de ella, propiciada por la nueva dirección, es potenciar su oferta gastronómica. Y en esta época del año es cita obligada "La Cabaña del Mar", situado a pie de playa y con unas privilegiadas vistas.


Gracias a la deferencia del Hotel visitamos este enclave, que solo abre al mediodía hasta el fin de la temporada estival. Con clientela internacional se puede disfrutar de una amplia carta diseñada por el chef Alvaro Hermosín. Nuestra visita al restaurante se dejó guiar por las recomendaciones de la casa. Que mejor que ellos para ofrecernos lo más interesante de cara al hipotético visitante.













 De entrantes nos sirvieron una ensalada muy fresca a base de tomate de su propia huerta con melva y aceite de Monda.















Seguimos con pulpo frito con salsa, un nuevo plato que logra el producto en su punto justo.














Esta primera parte la concluimos con carabineros con salsa rosa y ensalada. Excelentes.











Como plato fuertes pedimos lubina salvaje a la plancha con verduras y una ración de paella de arroz con verduras y mariscos.


















El remate de los postres fue en consonancia con el almuerzo. Un helado de pistacho con leche condensada, un bizcocho de aceite con matalauva y sorbete de mandarina y natillas caseras. De propina unos bombones y unos dulces árabes de la casa.
























El servicio fue bueno y atento en todos los órdenes. Los productos del día y mayoritariamente locales. El acabado de los platos y la presentación excelentes. Lógicamente la comida regada a gusto del consumidor con agua, refrescos o vinos de todo tipo de procedencia.



 Como los mismos responsables del Kempinski insisten "hay que eliminar el sambenito de precio caro y buscamos fidelizar clientes de la zona para el hotel. Sin basarnos sólo en el que está hospedado". El precio es muy bueno en consonancia con el servicio y la calidad de los platos

No hay comentarios:

Publicar un comentario